De paseo por el Retiro, Madrid

El fin de semana pasado salí junto con mi esposo y nuestra invitada Koccoa, una perrita chihuahua, de paseo por Retiro. Hace 3 años, en el mes de enero, tuve la oportunidad de visitar por primera vez el parque del Retiro; en aquel momento, estaba en un tiempo de transición personal y no lo vi con los ojos que lo veo hoy. Sus caminos, sus colores, su aire puro, su extensión, su aroma y un sin fin de sensaciones y sentimientos que descubrí en tan sólo 2 horas, han sido una de las experiencias más bellas que he tenido durante mi estancia en Madrid.

Para las personas que aún no han tenido la oportunidad de visitar el parque del Retiro les contaré un  poco sobre él:

El parque del Retiro, en sus inicios, eran unos jardines Reales en la época de Felipe IV, en el siglo XVII. Durante poco más de dos siglos se usó exclusivamente para la monarquía, pero después de la revolución de 1868, pasó a formar parte de la ciudad.

Existen algunos rincones bastantes especiales dentro del Retiro como el Palacio de Cristal y el Palacio de Velázquez, los cuáles se construyeron con motivo de la celebración de exposiciones internacionales a finales del siglo XIX y principios del XX.

Y como datos curiosos, El Retiro tiene una superficie de 1,28 kilómetros cuadrados y un perímetro de 4,5, por los cuales, durante todos los días del año, muchas personas realizan sus recorridos con el fin de ejercitarse.

Dentro del parque se encuentra el árbol más viejo de Madrid,que es un ahuehuete o ciprés calvo, fue plantado en 1663 y esta en el Parterre.

Sin duda, una de las paradas obligatorias cuando visiten Madrid es el parque del Retiro en el centro de la ciudad y para terminar los dejo con estas imágenes que tome del parque.

                                                                                                          

pink-lips-md¡Te envío un beso rosado!
                  MUUUUUUAKS!!!
Logo

Deja un comentario